Se ha presentado este viernes, 15 de mayo de 2020, los resultados definitivos de las Cuentas Nacionales de 2017.

La economía de Guinea Ecuatorial experimentó una caída de 5,7% en 2017, mejorada en comparación con el año 2016, cuya caída fue de 8,8%.

Este fenómeno se debe a la menor caída interanual del PIB petrolero en 2017, que fue de -6,4%, frente al -8,2% de 2016, explicada por el aumento del volumen de las exportaciones de gases derivados de petróleo en 2017 con respecto a las de 2016 (metanol +2,8%; propano +8,4%; butano +9,1% y LNG +10,7%). Por otro lado, se produjo una mejoría de la evolución interanual del PIB no petrolero, que fue de -4,3%, frente al -8,2% de 2016, como resultado de la recuperación de ciertas actividades económicas, entre ellas, Construcción (-25,4%, frente al -39,1% de 2016), Hoteles y restaurantes (-9,4%, frente al -16,7% de 2016) y Administración Pública (+0,4%, frente al -4,0% en 2016). No obstante, se destaca que el crecimiento de otras ramas de actividad desaceleró en 2017, como es el caso de Transportes y telecomunicaciones (-5,6%, frente al -1,1% de 2016), Otras actividades sociales privadas (-8,2%, frente al 2,2% de 2016), Actividades financieras (-12,2%, frente al -1,5% de 2016), Comercio (-13,4%, frente al -10,4% de 2016) y Silvicultura y explotación forestal (-19,2%, frente al +9,5% de 2016).

La mejoría de los precios internacionales de hidrocarburos permitió al Gobierno aumentar sus ingresos petroleros en un 14,8%, conduciendo a una disminución menos drástica de las Inversiones Públicas (-7,7%, frente al -45,9% de 2016); coyuntura internacional que incentivó las exportaciones de gases derivados del petróleo, permitiendo así, la recuperación de las exportaciones totales, que pasaron de -9,% en 2016 a -3,8% en 2017, a pesar de la caída de las exportaciones de crudo (-15,2%). El aumento de las importaciones (+8,3%), combinada con la variación de las exportaciones, agravó las exportaciones netas en un 14,9%, frente al -1,0% de 2016, cuyo impacto negativo sobre el crecimiento del PIB fue mitigado por el crecimiento del consumo final de los hogares (+3,4%) y la de la Administración Pública (+0,4%) en 2017.

Estimaciones del crecimiento económico de los años 2018, 2019 y previsiones para 2020.

Para los años 2018 y 2019, se estima que la economía de Guinea Ecuatorial continuó su ritmo de desaceleración; donde el PIB experimentó una caída de 6,4% y 5,6% respectivamente; el PIB Petrolero cayó un 12,4% y 9,5% respectivamente en los años de referencia; sin embargo, la tasa de crecimiento del PIB no petrolero se estima en un 2,6% y -0,9% respectivamente en los mismos periodos.

Para el año 2020, debido a los efectos negativos de la Pandemia COVID-19 en la economía de Guinea Ecuatorial, INEGE, bajo un estudio realizado, prevé un decrecimiento del PIB de 5,8% en un escenario optimista; donde el PIB petrolero se situaría en un -7,2% y el PIB no Petrolero en un -4,7%. En un escenario pesimista, la tasa de crecimiento del PIB se situaría en -8,9%, donde el PIB Petrolero caería en 12,5% y el PIB no Petrolero lo haría en 5,3%.

Descargar el Documento

Nota de prensa