En el cuarto trimestre de 2020, se estima que el PIB tuvo una caída de 2,8%, en comparación con el trimestre anterior, como resultado de la contracción del PIB Petrolero (-3,2%) y del PIB no Petrolero (-2,2%).

En efecto, la caída del PIB Petrolero se explica por la disminución de la producción de hidrocarburos en el orden de 7,2%, como resultado de la paralización de la actividad productiva del Condensado. La contracción del PIB no Petrolero fue el resultado de la caída del gasto público corriente (-12%) y de la masa monetaria (-2,2%).

Con respecto al mismo trimestre del año 2019, el PIB en el cuarto trimestre de 2020 se contrajo en 5,0%, como resultado de la caída del PIB Petrolero (-5,9%) y del PIB no Petrolero (-3,9%). En efecto, la caída del PIB Petrolero, refleja la disminución de la producción de hidrocarburos en el Periodo, que fue de un 15,1%, debido a los esfuerzos del Sector para prevenir el contagio y/o propagación de la COVID-19 y por la maduración de los yacimientos petrolíferos. La contracción del PIB no Petrolero fue como efecto de la caída del gasto público (-24,8%), de la masa monetaria (-7,1%) y del aumento del nivel general de precios que fue de  5,1%.

Evolución del gasto público

En términos interanuales, como resultado de las operaciones financieras del Estado, según los datos provisionales del Ministerio de Hacienda, Economía y Planificación; durante el cuarto trimestre de 2020, tanto el gasto de inversión como el gasto corriente, bajaron en un 43,3% y 9,7% respectivamente, suponiendo una caída total del gasto público de 24,8%. Por otra parte, el gasto público aumentó en un 33,3% en el cuarto trimestre de 2020 en comparación con el trimestre anterior.

  

Descargar el documento

Nota de Prensa