En el tercer trimestre de 2020, se estima que el PIB tuvo una caída mejorada de un 0,4% en comparación con el trimestre anterior (-4,5%), como resultado del aumento del PIB Petrolero (+1,1%) y de la contracción del PIB no Petrolero (-2,4%). En efecto, la subida del PIB Petrolero, se explica por el aumento en la producción de crudo (+8,6%) como consecuencia de los programas que el Ministerio de Minas e Hidrocarburos inició en el segundo semestre del 2019, de perforación de nuevos pozos. La contracción del PIB no Petrolero fue el resultado de la caída del gasto público (-20,8%) y de la masa monetaria (-1,1%).

Con respecto al mismo trimestre del año 2019, el PIB se contrajo en 3,9% como resultado de la caída del PIB Petrolero (-3,4%) y del PIB no Petrolero (-4,6%). En efecto, la caída del PIB Petrolero, refleja la disminución en la producción de hidrocarburos (-10,1%) en el contexto de los esfuerzos del Sector para prevenir el contagio y/o propagación de la pandemia Coronavirus o COVID-19 y en el de la maduración de los yacimientos petrolíferos. La contracción del PIB no Petrolero fue como efecto de la caída del gasto público (-51,2%), de la masa monetaria (-11,8%) y del aumento del nivel general de precios (5,0%).

Descargar el documento

Nota de Prensa